¿Cuál es el sueldo de una cuidadora interna en 2021?

sueldo cuidadora interna en 2021

El sueldo de una cuidadora interna en 2021 es algo que debemos conocer y cuidar para que las relaciones con nuestras trabajadoras de hogar no se enrarezcan por obra del malentendido o de haber hecho las cosas de forma incorrecta. Estas profesionales son de primordial importancia, hoy más que nunca, y por muy variadas razones. Vivimos en sociedades en que la población envejece a cada año más deprisa, y ello queda especialmente en países desarrollados como España, en que se prevé que, de proseguir la actual dinámica de decrecimiento vegetativo, para el 2050 ya una tercera parte de la población habrá superado los 65 años de edad, y, a su vez, dentro de ese segmento, un cuarto de las personas serán mayores de 80 años. Todo ello según previsiones científica y estadísticamente documentadas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Son muchos los factores que convergen en tal situación: desde el estado de acomodación por el mayor bienestar experimentado a partir de la segunda mitad de los 80 (con especial incidencia desde el despegue de la economía en 1994) hasta principios de los 2000, lo que aumentado con mucho el rango de años de vida de la población; y, del otro lado, las crisis económicas recientes, devastadoras para la estabilidad y la solvencia material de muchos, que ya no crean familias ni se reproducen como antaño. El resultado de todo ello es una demografía visiblemente más envejecida, en que el índice de personas dependientes ha ido en más que notorio aumento.

El sueldo de una cuidadora interna en 2021 en nuestro país se halla sujeto, como todos ellos, a las normativas establecidas cada año por el Poder Ejecutivo central a través de los Reales Decretos que fijan la remuneración mínima a percibir por los trabajadores asalariados. La variación interanual de los salarios no siempre se manifiesta con la misma puntualidad, y se ve influida por la situación general de la economía y la sociedad. En todo caso, lo normal y habitual es que se experimente un cierto porcentaje de aumento, generalmente en cierta consonancia con el aumento del coste de vida indexado en los grandes indicadores macroeconómicos como el IPC (Índice de Precios al Consumo).

De momento, la retribución mínima de los asalariados en España permanece establecida por una prórroga gubernativa provisional del Real Decreto del Consejo de Ministros 231/2020, de 4 de febrero. En el sitio web del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social pueden consultarse las tablas retributivas oficialmente establecidas, para así despejar toda duda.

La remuneración mínima ha ido evolucionando muy recientemente, desde el previo umbral de los 900 euros del año 2019 (antes de las asechanzas y fechorías del Covid que paralizó el grueso de la actividad económica y hasta social en el 2020), hasta los 950 euros en que queda establecida actualmente. Hemos de hacer hincapié en que estamos hablando de las 14 pagas, sin el prorrateo en 12. En 12 pagas, la cifra en realidad ascendería a 1108,34 euros. Por tanto, el salario mínimo interprofesional o SMI es especificado hoy en 31,66 euros al día, 950 al mes, y 13.300 euros al año. Debido a que todavía se trata de una prórroga de la normativa de 2020, la situación no variará hasta que el Ejecutivo central legisle una nueva variación salarial.

Además, hemos de tener en cuenta que el sueldo de una cuidadora interna en 2021 va en dependencia de si trabaja a jornada parcial o completa. Su máximo de horas trabajadas ha de ser, según la normativa establecida, de 40 horas semanales.