Los beneficios de viajar en la tercera edad

Viajar en la tercera edad beneficios

Además del atractivo de conocer otros lugares maravillosos y tener la oportunidad de conocer otras personas, viajar siempre es una experiencia enriquecedora que te ayuda a crecer como persona. Si hablamos de las personas mayores, los beneficios de viajar en la tercera edad son muchos.

Cuando se produce ese momento en el que después de toda una vida dedicados al trabajo, el cuidado de los hijos y otras tareas, el adulto mayor experimenta una serie de cambios personales que le afectan a su vida diaria, ese momento en que llega la jubilación y el tiempo se convierte en mayor tiempo libre, una oportunidad para poder viajar más y conocer mundo.

Hacer cosas nuevas y dedicar tiempo a otras que en anteriormente ha sido imposible poder realizar, es una motivación extra para las personas mayores. Viajar es una de ellas, una actividad muy reconfortable, ilusionante y enriquecedora. A continuación, te detallamos algunos beneficios que aporta el viajar. ¡Toca disfrutar!

4 beneficios que aporta viajar en el adulto mayor

  • Conocer el mundo exterior: viajar, ya sea sólo o en grupo, nos convierte en personas más curiosas, con interés en conocer otro lugar, personas, culturas… Nos ayuda a relacionarnos y socializar. Si viajas al extranjero, todo ello se convierte en una experiencia inigualable que ayuda al intercambio de culturas e interacción con personas muy diferentes a nosotros mismos.
  • Mejora la salud física: además de conocer, desplazarte a otro sitio supone recorrer a pie sus calles, visitar sus monumentos o realizar alguna ruta en bici, por ejemplo. La salud física de los mayores es muy importante ya que previene enfermedades cardiovasculares y les ayuda a mantenerse en forma. Cualquier posibilidad de movimiento, siempre que no sea excesivo, es beneficioso para su salud.
  • Mejora el carácter y mantiene una actitud positiva: Además de beneficiar al cuerpo, también ayuda a fortalecer la salud mental de los mayores. Reduce la ansiedad y la depresión, mejora la autoestima y el estado de ánimos… en consecuencia, aporta felicidad y positividad al adulto mayor.
  • Estimula la mente: cuando se está en un sitio nuevo, es necesario prestar más atención a lugares, indicaciones, explicaciones de guías… Todo ello hace que los mayores estén más atentos a todo cuanto acontece a su alrededor lo que beneficia a su capacidad cognitiva. Memoria, lenguaje, orientación, atención y ejecución se verán entrenadas durante los viajes de manera sistemática.

Está claro los numerosos beneficios que tiene viajar en las personas mayores. Hay muchos que optan por visitar lugares más cercanos dentro de nuestro propio país o viajar a destinos en los que buscan tranquilidad, sol y playa. Otros, los más aventureros, optan por salidas al viejo continente para conocer las ciudades más importantes y aquellos que deciden emprender un viaje a un destino paradisíaco fuera de nuestras fronteras.

Sea de una forma u otra, existen numerosas formas de viajar que se adaptan a cada persona y sus necesidades y gusto. Si clasificamos los tipos de viajes más elegidos por las personas de la tercera edad podemos destacar:

  • Viajes del imserso: Este tipo de viajes son los más elegidos entre los jubilados por las facilidades que suponen. Son viajes organizados a destinos populares a un precio bastante asequible además de poder hacerse en grupo. Son una muy buena opción para aquellas personas que están solas, para conocer gente y disfrutar del viaje en compañía de otros viajeros.
  • Sol y playa: Los destinos de costa están entre los más solicitados por los mayores, quizá por poder disfrutar del mar y el buen tiempo, los numerosos beneficios de pasear por la orilla y conocer gente disfrutando de una terraza o bailando.
  • Relax: En este grupo podemos destacar la visita a balnearios, lugares de aguas termales… que ofrecen tranquilidad para quienes optan por estos viajes y beneficios para el cuerpo: mejorar la circulación, reducir dolores en huesos y articulaciones, bienestar corporal…
  • Cruceros: hoy en día los cruceros son una posibilidad al alcance de los mayores, ya que ofrecen todas las comodidades de poder viajar y conocer múltiples destinos.

Viajar es una de las actividades más enriquecedoras que podemos realizar a cualquier edad. ¡Adelante!